Lo que comenzó siendo una moda.

Según ministro brasileño de Planificación, Desarrollo y Gestión, Dyogo Oliveira.